Bienvenid@

Se ha definido el garabato como "trazo caprichoso e irregular que no intenta representar nada, especialmente los que hacen los niños pequeños cuando aún no saben escribir". ¿Pero y si el garabato fuera un elemento enriquecedor de creación, de creatividad?

En este blog, se quiere intentar buscar inspiración y obras en esas líneas que no buscan "representar nada". ¿Cuántas estatua han salido del bloque de mármol? ¿Cuántos relatos de la página en blanco? ¿Cuántas sinfonías del silencio? ¿Qué pueden dibujar en nuestra mente la sinuosidad y las formas caprichosas de los garabatos, fruto de frustración, de aburrimiento, de evasión, hijos de ninguna intención?

Este pequeño experimento busca ver cuántos podemos y cómo sacar oro de una mina aparentemente vacía, convencido de que grandes ideas pueden brotar de ese terreno aparentemente yermo. Sé bien recibido, y recuerda:

¡Garabatea!